El acto artístico y los infraleves según Marcel Duchamp

Marcel Duchamp (1887-1968)

Marcel Duchamp (1887-1968) en sus manuscritos de 1914, concibe el acto artístico como un acto evanescente y material a la vez que permite configurar una ‘topología’ física de lo contingente, de lo infraleve. Se trata de estos frágiles acontecimientos extraídos de la experiencia cotidiana que se definen con nitidez por los infraleves mismos.

Son infraleves para Duchamp:

-    El calor de un asiento que se acaba de dejar,

-    El sabor del humo que queda en la boca al fumar,

-    El sonido del roce de los pantalones al caminar,

-    Las puertas del metro, cuando alguien pasa en el último momento,

-    Las caricias,

-    El aire de París en una gota de cristal,

-    Un dibujo al vapor de agua,

-    El aliento vital sobre superficies pulidas, vidrio, espejo, piano...

así va creciendo una progresión finita e infinita de casos. “Estos frágiles acontecimientos extraídos de la contemplación de la vida cotidiana son señalados por Duchamp como la verdadera materia del arte, como un jabón que resbala, un rayo de sol cortando el humo, algo indeterminado y específico a la vez, como la vida misma” (Barreda, 2005: 343).

Mientras Duchamp estaba en París en 1919, pensó en llevar un regalo a Walter Arensberg en California, por lo cual fue a una farmacia y pidió una ampolla de vidrio que se convirtió en otro de sus precursores readymades: 50 cc del aire de París.

En la nota del Transformador Duchamp señala lo siguiente:
"Utilización de un aparato para coleccionar y para transformar todas las pequeñas manifestaciones externas de energía (en exceso o desperdiciadas) del hombre, como por ejemplo: el exceso de presión sobre un interruptor eléctrico, la exhalación del humo del tabaco, el crecimiento del cabello y de las uñas, la caída de la orina y de la mierda, los movimientos impulsivos del miedo, de asombro, la risa, la caída de las lágrimas, los gestos demostrativos de las manos, las miradas duras, los brazos que cuelgan a lo largo del cuerpo, el estiramiento, la expectoración corriente o de sangre, los vómitos, la eyaculación, el estornudo, el remolino o pelo rebelde, el ruido al sonarse, el ronquido, los tics, los desmayos, ira, silbido, bostezos." (Ramírez, 1993)

Lo infraleve puede estar conectado a lo visual, a lo olfativo o incluso a lo táctil, puede ser un movimiento, una mirada, el paso previo a una acción, un deterioro, o la suma de todos ellos. En la obra Aire de París (1919), el aire en sí, lo atmosférico habla por sí mismo de lo infraleve, pero esta idea se ve subrayada también por su fragilidad (visual y material) y su transparencia.

Aire de París, 1919

La transparencia como interpretación visual de lo infrafino está presente de nuevo en La desposada desnudada por sus solteros, incluso o El gran cristal (1915-1923). La elección del cristal como soporte se encuentra en relación con sus propiedades ópticas y también con la luz, el color y la materia, en conjunto remite a toda nuestra capacidad sensorial.

La desposada desnudada por sus solteros, incluso o El gran cristal (1915-1923)

Asimismo en Rueda de bicicleta (1913), la obra necesita de la intervención del espectador para que se produzca el movimiento, de manera que los radios conformarán una imagen diferente ante nuestra mirada, de nuevo lo infraleve visible en un artefacto erotizado. (Cfr. Rivera).

(...) esta podría ser una forma 'estética' de ver los aportes conceptuales de Duchamp al arte contemporáneo.

Rueda de bicicleta (1913)


Referencias

Barreda, Fabiana (2005). “Género y representación: prácticas y políticas de la diferencia”, en Jiménez, José (2011). Una teoría del arte desde América Latina. MEIAC/Turner. pp. 326-344.
Ramírez, Juan Antonio (1993). Duchamp: El Amor y la Muerte, incluso. Madrid: Siruela.
Rivera, Sara. “Marcel Duchamp: El silencio”.   http://www.babab.com/no09/marcel_duchamp.htm




Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. hola, me ha gustado mucho esta entrada me servirá bastante para mi tarea de arte-dibujo, sólo una pregunta ¿a qué nota del Transformador hace alusión la cita que señalas?
    gracias

    ResponderEliminar
  3. Disculpa la respuesta tardía. Te puedo responder lo siguiente:
    Se trata de la nota No. 187 de M. Duchamp, que se puede encontrar en el libro: Marcel Duchamp. Notas. Madrid: Tecnos, 1989, pág, 163.
    Allí, Duchamp habla de un “transformador” concebido como un aparato para coleccionar y transformar todas las pequeñas manifestaciones externas de energía (producidas en exceso o desperdiciadas) del hombre, como por ejemplo: “el exceso de presión sobre un interruptor eléctrico, la exhalación del humo del tabaco, el crecimiento del cabello y de las uñas, la caída de la orina y de la mierda, los movimientos impulsivos del miedo, de asombro, la risa, la caída de las lágrimas, los gestos demostrativos de las manos, las miradas duras, los brazos que cuelgan a lo largo del cuerpo, el estiramiento, la expectoración corriente o de sangre, los vómitos, la eyaculación, el estornudo, el remolino o pelo rebelde, el ruido al sonarse, el ronquido, los tics, los desmayos, ira, silbido, bostezos."
    Espero que te sea de ayuda esta breve indicación. Cordialmente, R.W.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares