'Lo' estético y 'la' estética

(Foto de R.W.)

Del griego aisthesis, término que significa sensación. La estética es el campo de conocimiento que estudia los fenómenos, acontecimientos y acciones humanas en relación con el modo que tiene el ser humano de percibirlas, comprenderlas, expresarlas o comunicarlas.

La estética como ámbito de estudio procede de la experiencia estética, es decir, de la experiencia de 'conocimiento estético' que el ser humano tiene de lo que le rodea.

Lo estético, junto con lo artístico es el objeto de estudio de la estética, y su definición está ligada a ella: es el conjunto de fenómenos, acontecimientos, hechos culturales y acciones humanas que nos evidencian un modo de percepción, de comprensión, de interpretación, de expresión o de comunicación. En el caso del arte, lo estético está relacionado con las reflexiones que genera una obra, con sus modos de percibirla, comprenderla e interpretarla.

La estética filosófica tiene su nacimiento en el siglo XVIII, concretamente en 1750 con la publicación de la obra “Aesthetica” de A.G. Baumgarten, en la cual se plantea por primera vez en la historia del pensamiento occidental con este nombre una teoría acerca del conocimiento sensible en general y de su forma específica: el gusto, y se proponen las bases para llevar cabo un estudio científico y filosófico del arte y de lo bello. Lo cual no excluye el hecho de que en pensadores y filósofos anteriores a él se encuentren reflexiones acerca del arte y la belleza, lo que sucede es que en ellos no se trata a lo estético como una preocupación específica y diferenciada del conjunto de su filosofía. Por ejemplo, en Platón sus consideraciones acerca de la belleza hacen parte integral de su filosofía y de su teoría de las Ideas, algo similar sucede en la Edad Media y el Renacimiento, o incluso en otros filósofos posteriores.

Cabe distinguir también la estética de la historia y la teoría del arte. La historia del arte se propone comprender las obras, las escuelas y los estilos artísticos de acuerdo con su contextualización espacial y temporal. Por su parte, las teorías del arte se asumen más como reflexiones que los mismos artistas u otros pensadores y teóricos han aplicado a su propia práctica o a las artes de su época. Ambas se diferencian de la estética filosófica en tanto ésta se ocupa de los conceptos fundamentales acerca de lo estético y de lo artístico, sin a su vez quedar reducida a ninguna de las ciencias particulares a las cuales en determinado momento recurre, como puede ser la psicología, el psicoanálisis, la antropología, la sociología, la lingüística, la semiótica, entre otras.

Por: Rodolfo Wenger C.

Comentarios

Entradas populares